Volver al inicio

Consejos prácticos para el uso correcto de los inhaladores en asma

SALUD | 11/01/2021
Consejos prácticos para el uso correcto de los inhaladores en asma

Por el Dr. Raúl Piedra Castro, médico de Familia del Centro de Salud de Azuqueca de Henares (Guadalajara).

El uso de medicamentos inhalados es la base del tratamiento de las enfermedades respiratorias.

Los pacientes cometen errores en su uso con mucha frecuencia lo que impide que se beneficien de todo el poder sanador de su inhalador. En asma, en la mayoría de los casos, un tratamiento correctamente aplicado permite una vida activa y sin limitaciones. En definitiva, una vida normal. No hay que cargar la responsabilidad de estos errores solo en el paciente pues sabemos que los profesionales sanitarios que recetan estos medicamentos no siempre conocen al detalle su forma de uso.

El buen uso de los inhaladores en asma es tan transcendente que modifica el curso de la enfermedad evitando visitas a urgencias, ausencias laborales e incluso disminuye su mortalidad. Este es un punto importante porque el asma puede llegar a ser mortal. De hecho fallecen cerca de 1000 personas por asma en España cada año.

TRATAMIENTO CONTROLADOR Y RESCATADOR

En asma existen dos tipos de tratamiento inhalado que el paciente debe conocer, el rescatador y el controlador.

El tratamiento controlador contiene en su formulación corticoide inhalado. Disminuye la inflamación bronquial y mejora el control de la enfermedad. Es la base del tratamiento.

El tratamiento rescatador contiene en su formulación fármacos broncodilatadores de inicio de acción rápida. Estos medicamentos abren el flujo aéreo en los bronquios cerrados de forma rápida. Los bronquios cerrados en la crisis asmática se relajan dejando pasar de nuevo el aire y el paciente nota alivio en minutos.

Existen en el mercado tratamientos que combinan ambos tipos, rescatador y controlador, con lo que es posible simplificar la terapia.

USO DEL INHALADOR

No es el momento ni el lugar para explicar todos y cada uno de las docenas de tipos de inhaladores que existen en el mercado. Sin embargo es posible marcar una pautas generales aplicables a todos. Son cuatro pasos que no se deben olvidar. Su seguimiento ayudará a un uso más correcto del inhalador en el asma.

PRIMER PASO. PREPARACIÓN DEL INHALADOR

Cada uno es distinto y debe conocerse con detalle. Damos unas normas generales más adelante.

SEGUNDO PASO. ESPIRACIÓN

La espiración completa previa a la inhalación vacía los pulmones preparándolos para recibir el medicamento y su efecto. Una espiración incompleta ya supone un problema en el éxito de la terapia.

TERCER PASO. INHALACIÓN

Es la administración del medicamento propiamente dicha. Debe hacerse con la fuerza correcta, distinta en cada tipo de inhalador. En general es menor en inhaladores que generan una nube de gas como los de cartucho presurizado que los de polvo seco.

Cartucho presurizado. Dado que el medicamento va propulsado en una nube de gas la inhalación debe ser de intensidad baja y sostenida para ayudar al fármaco a encontrar su camino en los bronquios.

Inhaladores de polvo seco. La inhalación debe ser enérgica con la mayor fuerza inspiratoria que pueda desarrollar el paciente. Hay inhaladores de polvo seco que requieren muy poca fuerza y su medico determinará cual es el adecuado en cada caso según este y otros criterios.

En todo caso la inspiración debe ser completa, llenando al completo los pulmones, para que el medicamento llegue a todo el árbol bronquial.

CUARTO PASO. APNEA

Al finalizar la inhalación es conveniente que el paciente aguante entre 5 y 10 segundos el aire para dar tiempo a que el medicamento que ha ido en el aire inhalado penetre en las células bronquiales y haga su efecto.

DISTINTOS INHALADORES, DISTINTOS USOS.

Explicamos las características más importantes de cada tipo. En general. . .

Dispositivos de cartucho presurizado. Deben agitarse antes de cada uso y coordinar la pulsación con el comienzo de la inspiración. Esta pulsación debe producirse justo después de comenzar el tercer paso, no antes ni después.

Dispositivos de cartucho presurizado con cámara de inhalación. La cámara se interpone entre el inhalador y el paciente. Su uso evita tener que coordinar la pulsación con la inspiración. Los pasos son: agitar el inhalador, colocarlo en el extremo de la cámara correcto y la boca en la boquilla opuesta. Es posible hacer el segundo paso con la boca en la boquilla puesto que las cámaras tienen una válvula que evita que el aire espirado entre dentro. Se pulsa y se aspira sin ser necesario hacerlo inmediatamente pues pueden pasar unos pocos segundos. La inspiración, paso tres, se recomienda sea completa, de una sola vez. Si esto no es posible, como en niños o personas muy mayores, se puede respirar 4 a 6 veces normalmente sin retirar la boca con lo que se consigue administrar toda la medicación.

Si le han indicado más de una inhalación no pulse varias veces a la vez sino repita el ciclo completo por cada inhalación indicada.

Lave la cámara con agua y detergente de lavavajillas normal sin frotar el interior enérgicamente puede estropearse. Aclare con abundante agua y seque también sin frotar.

Inhaladores de polvo seco monodosis. Cada dosis va en una cápsula que debe introducirse en el dispositivo inhalador. Tras introducir la cápsula, el inhalador tiene uno o dos pulsadores que deberá apretar para perforarla. Así se abre un orificio por el que saldrá la medicación en la inhalación. El pulsador debe apretarse y soltarse después pues la cápsula debe quedar libre para girar con la inhalación liberando así la medicación correctamente.

Puede comprobar la cápsula vacía tras la inhalación correcta.

Inhaladores de polvo seco multidosis. Hay muchos formatos. En general disponen de dosis suficientes para un mes completo de tratamiento. Su diversidad de formatos hace imposible unas normas generales de uso. Compruebe su prospecto o pregunte a su profesional sanitario.

RECURSO

Canal Youtube. https://www.youtube.com/user/rpiedraconsulta Canal de YouTube con una lista de reproducción con vídeos de prácticamente todos los inhaladores disponibles en el mercado.

DIFICULTADES PARA EL USO DEL INHALADOR

-Dificultades técnicas.

Todos los inhaladores deben ser manipulados para su uso y unos son más sencillos que otros. Independientemente de eso, en pacientes con artrosis, deformidad en sus manos o con dificultad de comprensión de instrucciones se puede hacer muy compleja la terapia.

La buena noticia es que la gran variedad de formatos y formas de administración puede proporcionar una solución casi a cada problema planteado.

-Complejidad de la pauta de tratamiento.

Usar varios tipos de dispositivos, con múltiples dosis en distinto momento del día puede complicar y dificultar conseguir los objetivos del tratamiento. El paciente asmático debe seguir su tratamiento pero no puede estar todo el día pendiente del mismo.

La simplificación de la terapia, con un solo tipo de inhalador y con el menor número de dosis posible es un objetivo a buscar.

-Dudas de eficacia.

En asma, en la mayoría de los casos, un tratamiento correcto a las dosis adecuadas puede conseguir un control total de la enfermedad. Sobre la eficacia potencial de los fármacos inhalados en asma hay pocas dudas.

Si el paciente tiene dudas de su eficacia debemos explicar su mecanismo de acción de forma comprensible y buscar la alternativa más cómoda y eficaz para ellos. Además la fuente de duda del efecto más importante es el propio mal uso del inhalador, que disminuye de forma radical sus efectos beneficiosos pues no llega en cantidad y forma adecuada a su lugar de acción en los bronquios.

-Miedo a efectos secundarios.

El paciente debe conocer los potenciales efectos adversos de su inhalador pero no magnificarlos. Son infrecuentes y generalmente de baja importancia.

            Corticoides inhalados. Existe un miedo infundado al uso de los corticoides inhalados en asma. A las dosis adecuadas no produce obesidad, ni fracturas, ni infecciones u otros efectos que se les han atribuido. Sí existen efectos locales bucales como infecciones por hongos que pueden evitarse con un enjuague bucal con agua tras su uso diario. Es importante que el paciente conozca que los corticoides inhalados son la base del tratamiento del asma pues disminuyen la inflamación bronquial y ralentiza la progresión de la enfermedad. De hecho, en general, a mayor uso existe una mejor evolución del asma.

            Broncodilatadores. Son los fármacos que abren los bronquios y normalizan el flujo de aire. Especialmente los de acción rápida, los rescatadores, pueden producir taquicardia y tos. Es una queja que suelen notar los pacientes que usan esos fármacos en dosis excesivas, generalmente por déficit de uso de corticoides inhalados, el tratamiento controlador. El uso a las dosis correctas suele solucionar este problema aunque es algo fugaz sin efecto a largo plazo en el paciente.

-Vergüenza de usar el inhalador en publico.

Usar un inhalador en publico es una forma de mostrarse enfermo a la vista de otras personas y nunca es agradable. La dificultad respiratoria aguda que sufre el paciente asmático en una crisis tampoco es agradable y puede evitarse por lo que es importante luchar contra esta idea.

Es importante normalizar el uso de los inhaladores de rescate, sobre todo en población pediatrica, pues su utilización a tiempo puede impedir complicaciones serias para la salud del paciente. No hay motivo para sentir esa vergüenza. Además, en esta época de pandemia Covid19, es seguro el uso de inhaladores de todo tipo. No así las nebulizaciones, los conocidos aerosoles, que requieren de condiciones especiales de seguridad.

5 CONSEJOS PARA EL USO CORRECTO DEL INHALADOR

  1. El asma es una enfermedad crónica luego su tratamiento debe ser crónico. Use el inhalador con la frecuencia que se le prescrito. No tome decisiones sobre la frecuencia de su tratamiento o cambie la pauta sin consultar.
  2. Conozca el funcionamiento de su inhalador. El éxito del tratamiento requiere de la destreza y constancia suficiente en su uso. Sepa el modo de usar cada uno de sus dispositivos, pregunte en la consulta de su medico o enfermera, lea el prospecto, vea videos acreditados en la web. Es importante que revise periódicamente su uso para evitar hacer crónicos errores que pueden tener consecuencias.
  3. Dedique un tiempo adecuado a su inhalación. Van a ser minutos en su día pero es importante que lo haga correctamente. Tener un recordatorio para su uso a la hora correcta o asociarlo a una actividad diaria, por ejemplo, el lavado de dientes puede ayudarle.
  4. No olvides los cuatro pasos generales de la inhalación (preparación, espiración, inhalación y apnea). No olvidar tampoco aquellos que no tienen que ver con el dispositivo luego acuérdate de echar el aire antes de la inhalación y de aguantar la respiración unos segundos al finalizarla para conseguir el efecto completo. Son dos de los pasos con más errores entre los pacientes.
  5. Por último, es conveniente explicar el uso de inhaladores de rescate y cómo actuar en caso de crisis asmática a algún familiar conviviente por si estando en crisis te sientes incapaz de autotratarte.  -Gema para pacientes. https://www.dropbox.com/s/ksky7kxu1sc1hat/Gema%20para%20pacientes.pdf?dl=0

BIBLIOGRAFÍA

-Gema inhaladores. Terapia inhalada: fundamentos, dispositivos y aplicaciones prácticas. https://issuu.com/separ/docs/guiagemainhaladores_baja_1_?fr=sNjAxNzE2NjczNg


 

Orion invierte en investigación y desarrollo de opciones de tratamiento para personas con asma y enfermedad pulmonar obstructiva crónica, a la vez que desarrolla el diseño y la usabilidad de la plataforma de inhaladores Easyhaler®. Su labor se centra en la seguridad y la calidad en todos los pasos del ciclo de vida del producto, así como en el cuidado del medio ambiente. Todos los aspectos de la sostenibilidad (social, económica y ambiental) se tienen en cuenta meticulosamente en todo el ciclo de vida de los productos. La sostenibilidad está entrelazada en todo el proceso, desde I+D hasta la fabricación, el uso por parte de los pacientes y la eliminación de los inhaladores usados. 

Puede descargar el Informe de sostenibilidad de Orion 2019 aquí

Orion Pharma | Avenida Alberto Alcocer 46B, 10ºE, 28016 Madrid, Spain | Tel. +34 91 599 8601
Políticas Contáctenos Orion Corporation 2021